domingo, 29 de mayo de 2011

DESTIERRO



La gente, entre murmullos, pasaba frente a su casa. Él estaba mirando fijamente el bloque de mármol blanco que trajo desde el otro lado del océano. Cuando alguien le preguntaba qué hacia, no contestaba.

Siempre estaba sentado mirando aquel rectángulo frío. Duraba hasta un mes antes de cambiar el banco para mirar desde otro ángulo.

Un día empezó a esculpir. Con el tiempo fue tomando forma de mujer.

Al terminarla, la presentó ante todos como su prometida. Ella tenia una figura atlética y movimientos ágiles.

Él le dijo que le cumpliría cualquier sueño que deseara. Ella simplemente le dijo que necesitaba dinero para comprar un pasaje en barco y regresar a casa.

1 comentario:

  1. ¿Una versión "nueva franqueza" del mito de Pigmalión?

    Muy bueno.

    ResponderEliminar